domingo, 19 de diciembre de 2010

Crónica ciclista III

























Hoy ha sido un día en el que parecía que la gente se quería comunicar.

Primero un italiano que iba con dos niños al verme pasar con mi bici se me ha quedado mirando y me ha gritado con fervor: “SPORTIVA!” (mujer deportista) y el niño más mayor de unos 12 o 13 años ha puesto cara de vergüenza ajena como pensando: “papa, ¡per favore!”.

Después, he descubierto una nueva modalidad de ligar: el ligoteo sobre dos ruedas. Resulta que justo cuando voy a “despeñarme” por una cuesta muy empinada oigo una voz detrás de mí, de un chico que con acento argentino me dice: “¿me cambiás la bisi?”. Yo no sabía si me lo decía a mí y vuelvo a escuchar su voz diciendo “holaaaaaa”. Miré hacia atrás en una décima de segundo y el argentino me miraba esperando mi respuesta pero no pude contestar porque ya iba desenfrenada cuesta abajo y era: o seguir mi curso o morir (es decir, intentar parar para charlar con el osado argentino, con la consiguiente frenada, posible derrape y segurísima caída). Preferí vivir, así que le dejé con la palabra en la boca y me perdí en el horizonte.

Después cuando regresaba a casa, iba yo muy chula por el carril-bici a toda pastilla agarrando la bici con una sola mano, cuando oigo a un niño que me dice a voz en grito: “SIN MANOS” y yo pensando: “SI, SIN DIENTEEEEEESSSS”. Reconozco que no sé montar en bici sin manos… con una es fácil pero sin las dos manos ya es más complicado, creo que hay que agarrar el sillín con los muslos, apretando, o algo parecido, me lo intentó explicar un amigo pero no lo he conseguido, de momento… Jejejeje.

Son curiosas las reacciones de la gente… Esto me ha hecho recordar que una de las primeras veces que montaba en bici, un domingo por la mañana un amigo y yo, pasábamos por el centro de Madrid y vimos a una familia compuesta por: el padre, la madre, un niño y una niña. La niña al verme con mi atuendo de ciclista, me señaló y comentó en voz alta: “¡una mujer ciclista!”. Parecía muy sorprendida. Mi amigo y yo nos miramos y él se preguntó si los padres estarían educando a la niña sobre viejas ideas machistas… Sí, las niñas también montamos en bici, y conducimos camiones, aviones, trenes, barcos… También, dirigimos empresas, países y arreglamos cosas…

El otro día tuve un encuentro maravilloso en el Retiro, se me cruzó una ardilla en mi camino, no la atropellé por décimas de segundo… Luego se paró y se me quedó mirando con las orejitas tiesas para, seguidamente subirse a un árbol. Era monísima!!!

Anoche llovió a mares así que las ruedas de mi bici hoy parecían dos croquetas, todas rebozaditas en barro.

De camino a casa, cuando entro en mi calle, como voy por la acera, me gusta pasar por encima de las tapas de las alcantarillas, no perdono ni una… Me encanta ese sonido: KLING-KLONG, KLING-KLONG…

8 Caricias:

Susana dijo...

No sé cómo lo haces, pero es ver en tu blog una entrada titulada "crónica ciclista" y no puedo evitar entrar corriendo a verla.... Así que dos croquetas, ein? XD XD

Un abrazote.

Vida dijo...

Susanilla, muchas gracias guapa! Es todo un honor que te gusten mis crónicas "bicicleteras" y eso que hoy no estaba especialmente inspirada con mi prosa pero ha sido un día de lo más surrealista, jijiji!

Besitos!

mária dijo...

Me encantan tus historias, me divierto mucho con ellas.
Yo, me habría estrellado, pero había parado a ver que se contaba ese argentino....Jeje
Besitos.

Vida dijo...

María, graciasssss, guapa! No me dió tiempo a pensar!!! Igual hubiera sido interesante conocer al argentino aunque hubiera visto la constelación de Orión...

Besitos.

Patri dijo...

jajajajaja me meo contigo!!!! Tu ligas hasta durmiendo!!! jajajajaja XD

Pues si quieres pruebas "mi método" para andar en bici sin manos (y con los dientes en su sitio) y es como sigue: si vas despacito (a menos de 10 km/h) simplemente con SEGUIR PEDALEANDO y levantar la espalda hasta que quede vertical sobre el asiento, es suficiente. La inercia que das al pedalear, mantendrá la bici derecha.

Y si vas a más de 10 km es hacer exactamente lo mismo pero no tienes necesidad de pedalear porque ya tienes la inercia. Simplemente es estar relajado y bien derecho sobre el asiento jajaja XD

Y en la moto es exactamente lo mismo, ya lo he probado y mola un montón jajajaja XD

FELICES FIESTAS GUAPA!!!

Vida dijo...

Patrix, jajajaja!!! Como eres... jijijiji!

Pues a voy a probar tu método a ver si me funciona. Tengo que conseguirlo como sea! Montar en bici sin manos es fundamental para una buena ciclista que se precie! Ya lo contaré en una IV crónica ciclista...

FELIZ NAVIDAD GUAPETON!

Elchiado dijo...

me están dando ganas de volver a las dos ruedas... y si es detrás de otras dos como las que te leo... mássssssss, claaaaaaro... ya se irá viendo... entretanto, feliz navidad!!!! y unos besos con bufanda

Vida dijo...

Elchiado, porrr favorrr, vuelve a las dos ruedas, el mundo del ciclismo te estará agradecido y te recibirá con los manillares abiertos!!!

Feliz Navidad y próspero año nuevo!

Publicar un comentario