miércoles, 5 de mayo de 2010

Los cinco preceptos budistas



















Estoy con 38 de fiebre y echa unos zorros por los cambios de temperatura tan bruscos que se dan últimamente por estas tierras, no se ni cómo estoy escribiendo esto porque no veo el teclado, solo unas luces verdes... pero me apetecía recordar ciertas ideas budistas que tanto me ayudan, así que ahí va eso:

La ética budista se fundamenta en los principios de ahimsa (no ocasionar daño) y el Camino medio (moderación; no reprimir ni tampoco aferrarse a nada). Según las enseñanzas budistas, los principios éticos están determinados por el hecho de si una acción cualquiera podría tener una consecuencia dañina o perjudicial para uno mismo o para otros. En el budismo se utiliza la expresión de mente hábil, que es aquella que evita todas las acciones propensas a causar sufrimiento o remordimiento. El esfuerzo y la intención empleados determinará la carga kármica de la acción.

A diferencia de una regla impuesta por una autoridad, un precepto es una base o guía ética personal. La ética budista se basa en Los Cinco Preceptos:

No matar.
No tomar lo que no es dado.
No mantener una conducta sexual incorrecta: que sea dañina con otros o con uno mismo.
No hablar de manera dañina: mentir, rudeza, ostentación, cotilleo/chismorreo, charla vana.
No tomar o consumir intoxicantes que alteren negativamente la mente.

6 Caricias:

Susana dijo...

¿Y quién te manda coger cosas que no son tuyas? Anda, tápate bien y a dormir, que mañana será otro día.

Un besito, guapa!

Patri dijo...

Cúidate mucho Bruji!! Ya sabes, a sudar mucho y a dormir. Ya verás como mañana estás muchísimo mejor :-)

Un besi ;-)

Isora dijo...

Encanto he preparado una poción mágica para tí en "Te invito a un té", Susana es reacia a probarla, jajaja, y tú eres libre de tomarla, pero viene muy bien ;) para los catarros, igual hasta ya te has tomado algo parecido, que ya sé que tú preparas también pócimas y dulces maravillosos.

Respecto a tu entrada, me encanta, me quedo con los 5 preceptos budistas, yo de toda la vida he intentado aplicármelos en mi día a día sin saber si son budistas o no, y no sientan nada mal, al contrario, yendo así por la vida vamos bien, ojala más de un@ se aplicara la mitad de estos preceptos.

Beeeesos y mejórate.

Vida dijo...

Susana, muchas gracias guapa, es que tengo el síndrome de Diógenes, voy cogiendo todo lo que me encuentro... jejeje...

Un besazo.

Vida dijo...

Patrix, tienes mucha razón, hoy me encuentro bastante mejor, ayer parecía la niña del exorcista y hoy soy como Miércoles Adams... La verdad es que estoy alucinada porque a mí los catarrazos me duran una semana y ya casi estoy bien, ni que decir tiene que me he dado Reiki...

Un besi.

Vida dijo...

Isora, enseguida me paso por tu blog para ver esa poción mágica. Gracias por acordarte de mí guapísimaaaa! Tendré que sacar el caldero y a remover. Mi hermano me ha dado otra pócima pero me temo que es más asquerosita porque tiene cebolla, miel y zanahoria. Seguro que tú té está mejor.

En cuanto a los preceptos budistas, que decir que no hayas dicho tú ya. Los budistas son muy sabios y tienen muchas más enseñanzas.

Un besazo.

Publicar un comentario en la entrada