martes, 11 de mayo de 2010

El otro / la otra













Descubriendo mi yo verdadero…

No quiero ser lo que los demás piensan que debo ser ¿por qué he de renunciar a mis sueños? ¿Por qué he vivir con miedos, preocupaciones, inseguridades? No me importa que me llamen, soñadora, loca, inestable… no permitiré que los demás reflejen sus miedos y frustraciones en mí.

No deseo ser desdichada renunciando a mi verdadera esencia, dedicándome a algo que no me gusta porque simplemente tengo que pensar en el futuro… y entonces ¿quién vive mi presente? Además ¿qué es el futuro? Es algo que todavía no está escrito, no ha sucedido, ¿por qué habría de preocuparme?

No quiero perderme el ahora… Cada instante de mi vida es mágico.

A continuación os pongo un fragmento de “A orillas del río Piedra me senté y lloré” de Paulo Coelho.

— ¿Conoces el ejercicio del Otro? Pertenece a una historia escrita hace cien años, cuyo autor...

—Olvida al autor y cuéntame la historia —dije mientras andábamos por la única plaza de Saint-Savin.

—Un sujeto encuentra a un viejo amigo, que vive tratando de acertar en la vida, sin resultado. «Voy a te­ner que darle un poco de dinero», piensa. Sucede que, esa noche, descubre que su amigo es rico, y que ha ve­nido a pagar todas las deudas que ha contraído en el correr de los años

Van hasta un bar que solían frecuentar juntos, y él paga la bebida de todos. Cuando le preguntan la razón de tanto éxito, él responde que hasta unos días antes había estado viviendo el Otro.

— ¿Qué es el Otro? —preguntan.

—El Otro es aquel que me enseñaron a ser, pero que no soy yo. El Otro cree que la obligación del hombre es pasar la vida entera pensando en cómo reunir dinero para no morir de hambre al llegar a viejo. Tanto piensa, y tanto planifica, que sólo descubre que está vivo cuan­do sus días en la tierra están a punto de terminar. Pero entonces ya es demasiado tarde.

—Y tú ¿quién eres?

—Yo soy lo que es cualquiera de nosotros, si escu­cha su corazón. Una persona que se deslumbra ante el misterio de la vida, que está abierta a los milagros, que siente alegría y entusiasmo por lo que hace. Sólo que el Otro, temiendo desilusionarse, no me dejaba actuar.


—Pero existe el sufrimiento —dicen las personas del bar.

—Existen derrotas. Pero nadie está a salvo de ellas. Por eso, es mejor perder algunos combates en la lucha Por nuestros sueños que ser derrotado sin siquiera sa­ber por qué se está luchando.

— ¿Sólo eso? —preguntan las personas del bar.


—Sí. Cuando descubrí eso, decidí ser lo que en realmente siempre deseé. El Otro se quedó allí, en mi habitación, mirándome, pero no lo deje entrar nunca más, aunque algunas veces intentó asustarme, alertándome de los riesgos de no pensar en el futuro.

10 Caricias:

Isora dijo...

"Ser nosotros mismos nos causa ser exiliados por muchos otros. Sin embargo, cumplir con lo que otros quieren nos causa exiliarnos de nosotros mismos." Clarissa Pinkola Estes.

Vida, encanto, me encanta Paulo Coelho y lo que nos transmite con sus letras, siempre son lecciones de la vida para pensar, reflexionar, y reaccionar...
Ahí estamos much@s día a día intentando ser nosotr@s mism@s, pero también están los que te recuerdan que no vale la pena hacer esto o aquello si no te lleva a ningún sitio, o no tiene sentido para tu futuro, pero qué futuuuuro.... ¿Por qué siempre nos han enseñado a pensar en el futuro, si el futuro aún no existe? El caso es que de tanto enseñarnos esto muchos hemos aprendido a pensar en el futuro y cuando no vemos lo que queremos vienen los miedos... y así una y otra vez... Pues nada aprendamos a vivir más el ahora.

Beeesos en mi ahora que te llegarán en un futuro muy inmediato, y ya será tu ahora...

Vida dijo...

Isora, estoy con Clarissa. Por eso no pienso exiliarme de mí misma.

No permitamos que los demás nos hagan sentir miedo. Yo tengo una imagen mental para cuando me asaltan esos miedos o preocupaciones. Simplemente me imagino cojiendo una escoba y me pongo a barrer todas esas basurillas de mi mente. Funciona.

Un besito, guapaaaa.

mária dijo...

Me gusta coelho, que cierto todo lo que dices y dice. El miedo nos paraliza y nos hace vivir una vida que no es la nuestra. Hay que ir quitándose capas y más capas hasta llegar a nosotros mismos. es la única forma realmente de vivir, lo otro no es vida.
Gracias por la entrada.
Un abrazo sin miedo.

Susana dijo...

Lo difícil es dar el primer mini paso. a partir de ahí el resto es mucho más sencillo.

Besitos varios, guapa.

Patri dijo...

Hola Vida!! Qué tal tu catarro?? estás un poquito mejor?? Espero que si :-) Y la entrevista de trabajo? Te han vuelto a llamar??

Ya se que siempre estoy con lo mismo, pero cada vez que leo a tito Paulo, no puedo evitar acordarme de Carlos Castaneda y el indio Don Juan... Aquí te vuelvo a dejar unos retazos de su sabiduría.

Un besi guapa ;-)

"- ¿Se le ha ocurrido alguna vez, don Juan, que a lo mejor no quiero cambiar?
- Si, se me ha ocurrido. Yo tampoco quería cambiar, igual que tú. Sin embargo, no me gustaba mi vida; estaba cansado de ella, igual que tú. Ahora no me alcanza la que tengo."

"(...) a veces me haces acordar de mí mismo (...) Tampoco yo quería seguir el camino del guerrero. Creía que tanto trabajo era para nada, y puesto que todos vamos a morir, ¿qué importaba el ser un guerrero? Me equivocaba. Pero tuve que descubrirlo por mi propia cuenta. Cuando llegues a descubrir que te equivocas, y que ciertamente hay un mundo de diferencia, podrás decir que estás convencido. Y entonces puedes seguir adelante por tu cuenta. (...)"

"- ¿Por qué hace usted todo esto por mí, don Juan? - pregunté.
Se quitó el sombrero y se rascó las sienes en fingido desconcierto.
- Tengo un gesto contigo - dijo suavemente - . Otras personas han tenido contigo un gesto similar; algún día tú mismo tendrás el mismo gesto con otros. Digamos que esta vez me toca a mí. Un día descubrí que, si quería ser un cazador digno de respetarme a mí mismo, tenía que cambiar mi forma de vivir. Me gustaba lamentarme y llorar mucho. Tenía buenas razones para sentirme víctima. Soy indio y a los indios los tratan como a perros. Nada podía yo hacer para remediarlo, de modo que sólo me quedaba mi dolor. Pero entonces mi buena suerte me salvó y alguien me enseñó a cazar. Y me di cuenta de que la forma como vivía no valía la pena vivirse... así que la cambié."

"En tono dramático, don Juan aseveró que el bienestar era una condición que debía cultivarse, una condición con la que uno tenía que familiarizarse para buscarla.
- Tu no sabes lo que es el bienestar porque nunca lo has sentido - dijo. Yo no estuve de acuerdo. Pero él siguió argumentando que el bienestar era un logro que debía buscarse deliberadamente. Dijo que lo único que yo sabía buscar era un sentimiento de desorientación, malestar y confusión.
Rió con burla y me aseguró que, para lograr la hazaña de sentirme desdichado, yo debía trabajar en forma muy intensa, y que era absurdo el que nunca me hubiera dado cuenta de que lo mismo podía trabajar para sentirme completo y fuerte.
- El chiste está en lo que uno recalca - dijo - . O nos hacemos infelices o nos hacemos fuertes. La cantidad de trabajo es la misma."

"(...) Somos tantos los que sufrimos, los que tenemos nuestro infierno privado y particular, nacido de nuestra estupidez, que el espíritu no puede prestarnos atención."

" - Claro que tenemos un lado oscuro (...) Matamos por capricho, ¿no es cierto? Quemamos a la gente en el nombre de Dios. Nos destruimos a nosotros mismos; aniquilamos la vida en este planeta; destruimos la tierra. Y luego nos ponemos un hábito y el Señor nos habla directamente.
¿Y qué nos dice el Señor? Nos dice que si no nos comportamos bien nos va a castigar. El Señor lleva siglos amenazándonos sin que las cosas cambien. Y no porque exista el mal, sino porque somos estúpidos. El hombre sí que tiene un lado oscuro, que se llama estupidez."

Vida dijo...

María, cierto, somos como cebollas quitándonos capas y más capas. Son muchos los hábitos adquiridos a lo largo de nuestra vida de renuncia a nuestro verdadero ser. Pero nunca es tarde.

Un beso.

Vida dijo...

Susana, totalmente de acuerdo, lo complicado es dar el primer paso, a partir de ahí todo fluye, sólo hay que tener constancia y no perder nunca la fe. Hay que tener la certeza de que se conseguirá.

Un besazo, guapa.

Vida dijo...

Patrix, el catarro se me resiste, no se muy bien por qué, estoy empezando a pensar que tengo algún tipo de bloqueo emocional que aún no he indentificado, tengo un dolor agudo en la garganta que no se va precisamente donde está el quinto chakra, Vishuddha chakrá que se relaciona con la comunicación y el crecimiento. El quinto chakra es el centro del sonido, la vibración y la autoexpresión. Es el dominio de la consciencia que controla, crea, transmite y recibe las comunicaciones, tanto con nuestra sabiduría interna como con los demás. Entre sus atributos figuran el escuchar, el hablar, el canto, la escritura y todas las artes que tienen que ver con el sonido y la palabra. No se. a lo mejor no me estoy comunicando como debiera... Cuando me hago Reiki me siento mejor pero al día siguiente vuelve el dolor.

En cuanto a la entrevista de trabajo hoy me han llamdo para decirme que están pendientes de hablar con otra persona para decidir si me daban el trabajo y que hoy o mañana me darían una respuesta y me han preguntado si seguía interesada. Parecía como si tuvieran miedo a que aceptara otro trabajo, con lo cual pinta bien.

Muy interesante el texto que has puesto. En cuanto a lo que me dijiste el lunes hablando por teléfono, sólo te diré una cosa: "Tengo un gesto contigo".

Un besi, Petu.

Patri dijo...

Hola Bruji

Siento mucho que tu primer día fuera un poco chof.Espero que mañana ya te encuentres mucho mejor y que los únicos sapos que te encuentres en tu vida sólo sean los de los documentales... :-)

Un besazo bien grande. Te mando toda mi energía positiva desde aquí...

Yo ahora voy a arreglar algo que hice mal esta tarde... ;-)

http://www.youtube.com/watch?v=EQMKh8p_Zdw

Un besi

Vida dijo...

Arreglando que es gerundio, Petunet!

Gracias por todo, guapooooo!

Un besi.

Publicar un comentario