domingo, 2 de mayo de 2010

De amor y de reinas

























"No te niegues la vida, no te quites la corona para parecer menos alta y que así tu caballero de armadura demasiado oxidada se sienta cómodo en su altura junto a ti.

Se compasiva con todos aquellos plebeyos de alma que no son dignos de tu luz.
No te obligues a soportar nada ni aguantar a nadie que no le plazca a tu corona.
La vida es un conjunto de experimentos (ensayo, error, ensayo, error, ensayo, ¡solución!)
Honra tu luz.
Nunca te creas superior a nadie, ni tampoco inferior.
Di siempre tu verdad.

Las reinas no tienen miedo de estar solas, lo perdieron hace tiempo: por eso llegaron a reinas.
Lidera tu destino.

Para poder dar amor del bueno, para poder amar incondicionalmente, primero habrás tenido que independizarte emocionalmente, lo cual equivale a amar a corazón abierto, con toda la integridad y honestidad de tu alma, y la valentía y coraje suficientes como para largarte de la relación si la otra persona te traiciona, deja de amarte o no te ama con la calidad de amor que tu alma y nivel de conciencia requieren.

Detrás de toda reina hay un sueño de búsqueda eterna por cuya consecución es capaz hasta de empeñar la corona y de afrontar los demonios más oscuros.

Una Reina sabe que las personas tienen misiones, razones para estar en nuestras vidas y, una vez concluidas, se van. Unos se irán sin un adiós. Otros se largarán dando un portazo. Otros en cambio, nos obsequiarán con flores en la despedida o celebrarán con champán haberse encontrado con nosotros. Unos nos verán, esto es, se darán cuenta de quiénes somos más allá de la identidad personal. En cambio, otros jamás atisbarán ni un tímido rayo de luz de nuestra alma.

Detrás de toda reina hay una historia confesable de amor perdido, traicionado, hallado, soñado, sentido, ignorado y aprendido.

Dentro de toda reina existe un alma fuerte que arriesga todo con tal de vivir su vida y alcanzar el destino de su corona.

Segundas partes, a veces, son el umbral de acceso a la magia del destino, al milagro del amor...a veces el destino presenta a los amantes pero los vuelve a separar para que aprendan lo que han de aprender de cara a poder reconstruir la relación sobre bases realistas y saneadas...

No siempre se llega a los finales felices por un camino de rosas, a veces, las relaciones más afortunadas se construyen basándose en procesos que costaron mucho esfuerzo, audacia, osadía, amor y coraje para enfrentar dragones de todo tipo...

Las Reinas no juegan con los sentimientos, ni aceptan que nadie juegue con los suyos.

Una Reina no va de reina. Simplemente, es Reina.

Una Reina puede amar, pero en todo caso se ama más a si misma.

Una Reina no teme estar sola. Todo lo contrario ¡¡Adora estar consigo misma!!

Una Reina se pregunta cada día cómo se siente. Y luego calibra si su deseo o ideal de bienestar interior coincide con su realidad.

Una Reina no teme preguntar.

Una Reina se atreve a mostrar lo que piensa y siente.

Una Reina asume sus miedos y aprende de sus errores.

Una Reina tiene vida propia.

UNA REINA ES UNA REINA

"La reina que dio calabazas al caballero de la armadura oxidada" de Rosetta Forner

13 Caricias:

Isora dijo...

Que me teeeeengo que leer el libro, no aguanto más, jajaja.
Después de estas frases que copio y pego de tu entrada, y de las demás que he leido, mis frases aquí sobran pues voy a decir lo mismo... solo que a mi manera.
"Una Reina sabe que las personas tienen misiones, razones para estar en nuestras vidas y, una vez concluidas, se van. Unos se irán sin un adiós. Otros se largarán dando un portazo. Otros en cambio, nos obsequiarán con flores en la despedida o celebrarán con champán haberse encontrado con nosotros. Unos nos verán, esto es, se darán cuenta de quiénes somos más allá de la identidad personal. En cambio, otros jamás atisbarán ni un tímido rayo de luz de nuestra alma."
Bueno síiii, comentaré algo para terminar: " Que a algunos caballeros de armadura oxidada los aguanten Princesas que aún no han llegado a Reinas, cuando lleguen a Reinas y se den cuenta de lo que tienen a su lado que no se preocupen, que los envien a otro Principado a tomar el aire, que no pasa naaaaaaaaa, ya vendrán Reyes de verdad"... queda dicho.

Beeesos para todas las Reinas y Caballeros sin armadura oxidada.

Isora dijo...

Se me olvidó, me encaaaaaaaaanta la ilustración.
¿Es tuya?
;)

Vida dijo...

Isora, JAJAJAJA!!! Siiiiií! Que los aguanten las princesas, que hay muchas por ahí de profesión sufridoras y con poca autoestima.

Es curioso pero yo no sabía de la existencia de este libro hasta que leí el comentario de Raquel en tu blog pero yo siempre les digo a mis amig@s que soy una reina, especialmente cuando hablo de "caballeros". Y mira por donde... estaba en el buen camino!

La ilustración no es mía, es prestada de internet y no se quién es el autor/a (espero que no se moleste).

Un besazo guapa!

Susana dijo...

Desde luego, buena la selección que os regalas hoy.... También tendré que leer el libro; visto lo visto es uno de los de obligada lectura!

Un besazo, guapa. Acaba bien el domingo.

Vida dijo...

Susana, muchas gracias guapa. Yo también lo tengo en mi pila de libros pendientes, a ver si lo tienen en la biblioteca municipal aunque estoy pensando que es de esos libros que es mejor tener como libro de cabecera.

Un besazo, también te deseo un bun fin de domingo.

Patri dijo...

A sus pies... Mi Reina :-D

Por cierto, creo que hay un libro que se titula, "El caballero de la armadura oxidada" También mira que es dejado, con lo barato que es el "3en1" y él por ahí de paseo todo cochambroso y haciendo más ruido que la dentadura postiza de Fraga jajajaja XD

K tal te va con las Reiki sessions?? Ya se ha ofrecido algún incauto con quien practicar?? jajaja (es broma :P) Seguro que a los peques del hospital les va a sentar muy muy bien ;-)

Besitos guapa

Feliz semana ;-)

Raquel dijo...

jajaja, es uno de mis libros preferidos, de estar siempre en la mesilla!! creo que ya lo recomendé por aquí o por otro blog, he estado hablando (comentando) con isora sobre reinas y coronas. También hay un poema en inglés, cuya título traducido al español sería "en mi reino junto al mar", que habla de algo similar, hace una metáfora con las manzanas que están en lo alto del arbol y las que están más abajo, que se pudren y se caen y son más fáciles de coger, para llegar a lo alto del árbol hay que esforzarse. Bueno, que el libro de Rosetta es maravilloso, también me gustó mucho, "La reina de las hadas", es un cuento del estilo.bssss reinasss

Vida dijo...

Patrix, tu siempre tan caballero, jijiji!

"El caballerto de la armadura oxidada" de Robert Fisher es una fantasía adulta que simboliza nuestra ascensión por la montaña de la vida, sintiéndonos reflejados en el viaje del caballero, que esta lleno de esperanzas y desesperanzas, de ilusiones y desilusiones, de risas y lágrimas, las enseñanzas de esta obra son mostradas con un toque de humor muy sutil siendo esta una experiencia que expande nuestra mente, que nos llega al corazón y nos alimenta el alma de una forma muy amena enseñándonos también que debemos liberarnos de las barreras que nos impiden conocernos y amarnos a nosotros mismos para poder ser capaces de dar y recibir AMOR.

Dicho caballero estaba atrapado en su armadura ocultando sus limitaciones, su miedo, su falta de aceptación y cuando se da cuenta de que esta a punto de perder a su familia por culpa de esa armadura decide deshacerse de ella, pero para lograrlo debe pasar por una serie de pruebas que lo llevan a conocerse y aceptarse como verdaderamente es y así conseguir la felicidad que siempre había buscado.

No tiene nada que ver con el ibro de Rosseta.

JAJAJA, tú metiendote con el dinosuario de Fraga, malvado!!!

Pues lo de la Reiki sessions tiene temita, ya te contaré por teléfono que por aquí es muy largo.

Un besi Petu, que pases buena semana.

Vida dijo...

Raquel, es un puntazo de libro, toda reina que se precie ha de trenerlo como libro de cabecera. Es más, yo como reina lo exijo por mandato real, jejeje...

Tengo que encontrar ese poema que mencionas, pero solo encuentro el de Edgar Allan Poe.

La reina de las hadas, que título más sugerente...

Un beso grande.

Raquel dijo...

ayyyyyyyyyyyyyyyyy que me he liadooo!!!!! que esa no era la poesía!!!ya están en mi blog las manzanas en los árboles, que por lo visto no es de nadie! pertenece al pueblo!! un besooooo

Graciela dijo...

Seamos reinas y solo entreguemos el Tesoro que hay en nuestro corazón sin miedo cuando ya hayamos afrontado y aceptado la oscuridad de nuestras sombras...
Bellísimo post, conozco algo del libro pero aún no lo he leído,me encantó,
Gracias!

Vida dijo...

Ayyy Raquel!!! Jajajaja, que has mezclado las reinetas con las golden.

No pasa nada, una que es despistada por naturaleza lo entiende.

Un beso.

Vida dijo...

Gracias a tí Graciela por vistarme. Entre tod@s estamos haciendo un gran reinado de conocimientos y emociones.

Un beso.

Publicar un comentario