domingo, 16 de mayo de 2010

Cambios



















Soy de la opinión de que los cambios son para mejorar, al menos yo siempre los he sentido así. Cierto es que al principio descolocan un poco porque nos saca de nuestra realidad habitual, de la comodidad de lo conocido. Pero también tienen un componente de ilusión, de excitación ante lo nuevo y lo diferente, de descubrir, de adaptarse y de aprender.

Mañana empiezo en un trabajo nuevo y estoy ilusionada, con muchas ganas de implicarme y de dar lo mejor de mí.

También estoy decidiendo si estoy besando a un sapo o a un príncipe disfrazado de sapo que tiene miedo de mostrar su verdadero ser y de enamorarse. En cualquier caso, no pararé hasta llegar al fondo del asunto. No me rendiré. Veo demasiado potencial como para hacerlo.

Aquí os dejo otro fragmento de "A orillas del río Piedra me senté y lloré" de Paulo Coelho:

El amor es siempre nuevo. No importa que amemos una, dos, diez veces en la vida: siempre estamos ante una situación que no conocemos. El amor puede llevarnos al infierno o al paraíso, pero siempre nos lleva a algún sitio. Es necesario aceptarlo, pues es el alimento de nuestra existencia. Si nos negamos, moriremos de hambre viendo las ramas del árbol de la vida cargadas, sin coraje para estirar la mano y agarrar los frutos. Es necesario buscar el amor donde esté, aunque eso signifique horas, días, semanas de decepción y tristeza.
Porque en el momento en que salimos en busca del amor, el amor también sale a nuestro encuentro.
Y nos salva.

17 Caricias:

mária dijo...

Tambien hay sapos disfrazados de principes que son más peligrosos.
De toda formas hay que amar hasta que duela y vivir el amor intensamente.
De todo se aprende y yo quiero una persona disfrazada de ella misma. Por pedir que no quede!!
Besos

Vida dijo...

Ay María, yo también deseo una persona disfrazada de ella misma, osea sin disfraces pero también es cierto que todos nos ponemos capas por varias razones y a veces merece la pena rascar para ver que hay debajo, puede haber oro puro. Y ¿quién sabe? A lo mejor con la rascadita de uno la otra persona decide quitarse la capa entera por sí misma.

Y estoy contigo, hay que amar hasta que duela y vivir el amor intensamente.

Un besazo.

Isora dijo...

Vida, encanto, ojala encuentres ese amor que deseas bajo la piel de ese que tanto potencial posee, por eso ama aunque te duela, pues seguro que merecerá la pena.
No deberíamos sufrir por amor, pero el amor es así...

Besos.

Vida dijo...

Isora, parece que al final ha resultado ser un sapo disfrazado de príncipe. Estoy triste pero esto pasará. Seguiré buscando un verdadero príncipe, no me rendiré.

Un besazo.

Susana dijo...

Sólo cuando dejé de buscar apareció mi príncipe, y aquí estoy,amando hasta sentir que duele y dejándome querer....

Cierto es que amar duele, pero a mí que me den de ese dolor, que la recompensa bien merece la pena. En cualquier caso, a veces hay que dejar de buscar y tan sólo mirar al que tenemos al lado. ¿Quién sabe si la persona que te hará feliz es justo la que hay junto a ti, ésa que no te has parado a pensar que puede ser tu persona ideal, la que te complementa?

Paciencia, Vida. Si yo lo he encontrado, tarde o temprano acabará por aparecer el tuyo.

Un besazo.

Susana dijo...

¿Cómo ha ido el primer día en el nuevo trabajo?
Cuenta, cuenta. ¡Nos tienes en ascuas!

mária dijo...

No sé por qué me lo temía....será porque tambien me ha pasado a mi?.
Todo pasa y el secreto está en no buscar...simplemente esperar...porque la vida nos trae todo aquello que necesitamos.
Pero creo que para que esto ocurra hay que estar relajado....
Ya nos seguiremos contando.
Besos.

Vida dijo...

Susana, ojalá sea así porque ya no soporto ni a un sapo más... y lo cierto es que duele. A ver si me sacudo esta tristeza de encima. Hace tiempo que me paré a mirar al lado pero de momento no veo nada...

En cuanto al primer día de trabajo no ha estado lo bien que yo esperaba. Me han tratado muy bien, el ambiente de trabajo es muy bueno aunque se trabaja con mucho estrés pero hay desorganización y he estado mucho tiempo desocupada y como llevo enferma dos semanas y este catarro/gripe no se me quita (a pesar de ir de urgencias el pasado viernes y estar tomando antibioticos) pues estoy agotada y enfadada. Esto también hace que no me pueda concentrar como debiera, así que no me he enterado demasiado bien de algunas cosas que me han explicado porque el trabajo en sí es bastante complicado. Para más inri, otra chica nueva entro dos días antes que yo, con lo que le ha tocado el ordenador con pantalla grande y a mí el portatil de pantalla enana. Además esta chica, que es muy maja, por otra parte, ya se conoce todo mejor que yo y está muy suelta, con lo cual yo he quedado un poco de pazguata. Para rematar estoy triste por lo del sapo porque me gustaba de verdad y no era lo que yo creía. Total: un drama, una telenovela radiofónica. Así que he llegado a mi casa exhausta, después de media hora intentando aparcar el coche y nada más entrar por la puerta me he puesto a llorar como una magdalena. Ahora tengo los ojos que parecen dos puñaladas en un tomate.
En fin, mañana será otro día.

Vida dijo...

Ay María, cuanta intuición y que razón tenías! Lo que más me duele es la decepción, ha sido como un jarro de agua helada. Porque yo era la única que confíaba totalmente en él a pesar de que a mi alrededor los demás desconfiaban. Estaba muy ilusionada porque además me lo pasaba muy bien, estaba feliz, y todo eso ha desaparecido de golpe. Menos mal que sólo han sido dos semanas. Mejor ahora que más tarde.

Ahora supongo que lo que toca es ponerse buena lo primero, lo que debe responder a algún tipo de bloqueo emocional porque yo jamás he estado tan enferma y durante tanto tiempo. El Reiki que me aplico yo a mí misma me alivia un poco pero no está siendo lo efectivo que debiera. Como anécdota he de señalar que me puse enferma después de conocerle, a los dos días o tres (esos días son de incubación)... y he estado así desde entonces hasta ahora... ¿casualidad?

mária dijo...

Nada es casualidad. Ese no era tu sapo o tu principe....está claro.
Ahora como tú dices, a ponerte buena y a relajarte, porque lo que te tenga que llegar te llegará.
Están los tiempos sentimentales muy revueltos.
Ah! y enhorabuena por haberte quitado a un sapo.

Patri dijo...

Joer te acabo de escribir y no lo ha publicado....

En la medidad de lo posible no estés triste. Mañana será otro día y lo verás todo desde otra perspectiva. Siento mucho que el primer día en el curro fuera un poco chof. Pero dont worry, sólo ha sido el primero ;-) Mañana saldrá mejor!! Y no te preocupes por los amoríos, ya verás como los únicos sapos que vuelves a ver son los que salen en los documentales de la 2 jajajaja XD

Un besazo enorme y te mando toda mi energía positiva :-D

Vida dijo...

María, gracias!

Vida dijo...

Patrix, sé que hoy todo irá mejor.

Jejejeje, ni en documentales me apetece verlos.

Gracias por tu apoyo y energía.

Un besi.

Raquel dijo...

Te deseo mucha suerte y mucha ilusión, en tu nuevo trabajo y con los que no sabemos aún si son sapos. Eres una persona inteligente y sabes que estás preparada para lo mejor y si todavía no es el momento ya llegará, también lo sabes, aunque a veces sea cansado saber tantas cosassssssss. Un beso.

PD: yo sigo con sapos alrededor, que le vamos a hacer!! y en el trabajo aún espero mi oportunidad...los cambios te hacen vivir la vida con MAYÚSCULAS.

más besoss

Vida dijo...

Raquel, muchas gracias por los ánimos.
A mí no me hace feliz este trabajo pero he de vivir y pagar facturas, así que trato de hacerlo lo mejor posible y tener una actitud buena pero también espero encontrar un trabajo que me guste de verdad, el trabajo de mi vida...

En fin, ya verás como llega tu oportunidad, y en cuanto a los sapos mándalos a la charca.

Un puñado de besos.

P.D: Se nota que ya me voy encontrando mejor, tanto de salud como anímicamente :)

Patri dijo...

Aquí dejo una musiquita para animarnos!!!

Un besi bruji ;-)

http://www.youtube.com/watch?v=vMwi__3dElI

Vida dijo...

Patrix, muchas gracias, eres un cielo. TÚ SI QUE ERES UN PRÍNCIPE!!!

Un besi.

Publicar un comentario