lunes, 12 de abril de 2010

No quiero necesitarte porque no puedo tenerte...

Acabo de ver la película "Los puentes de Madison". No impota cuantas veces la vea, cada vez que lo hago acabo llorando todo un río...
Aquí os dejo la hermosa banda sonora de esta bellísima película.

6 Caricias:

Susana dijo...

Preciosa película, desde luego. Y tan triste....

Un besote, Vida. Feliz semana.

Isora dijo...

"Sólo lo diré una vez. No lo había dicho nunca antes, pero esta clase de certeza solo se presenta una vez en la vida". Robert Kincaid. Los Puentes de Madison.
Pues eso, que es una película que me encaaanta a mi también, que es preciosa, y que, al igual que la mayoría, yo también acabo llorando. Qué difícil es saber admitir que ese tipo de certezas se pueden presentar una sola vez en la vida, y además aún más difícil no saber qué camino elegir...

Beeesos.

Vida dijo...

Susana, sí, es triste pero hermosa a la vez. Es un coctel de sentimientos y emociones que te remueve por dentro y además hace que te identifiques con los protagonistas, hayas o no vivido una experiencia igual o parecida.

Un besazo y feliz semana también para tí.

Vida dijo...

Isora, has escogido la frase más bella de toda la película, te llega directamente al alma...
Cierto, es dificilísimo admitir que ese tipo de certezas se pueden presentar una sola vez en la vida... da miedo pensar que se haya presentado y se haya dejado pasar de largo. En cuanto a elegir un camino... que complicado es a veces. Lo cierto es que la vida te puede poner en alguna situación en la que sólo existan dos posibles caminos y que sean igual de dolorosos, bien porque te haga daño a tí, o bien porque hagas daño a terceras personas.

Un besazo.

Patri dijo...

La sensación que tuve en mi caso al ver esta peli es ese agijoneo que sientes en la boca del estómago que te dice que no vas a vivir para siempre y que las cosas sólo pasan una vez en la vida. Eliges una cosa u la otra y ya no hay vuelta atrás. Es bastante paradójico, pues según mi modo de ver, esta circunstancia es desoladora pero a la vez también es la que le da valor a la vida.

Una película conmovedora que te remueve por dentro como muy pocas pueden hacer... Un sobresaliente para los dos protagonistas :)

Un besi

Vida dijo...

Petu, que sensación más extraña el pensar que hay cosas que sólo pasan una vez en la vida y sobre todo el hecho de comerte la cabeza al tomar una decisión... Después siempre te quedará la duda de si tomaste la decisión correcta, sea cual sea la que hubieras elegido.

Cierto que te remueve por dentro y es inevitable llorar al verla.

Un besi.

Publicar un comentario