jueves, 18 de marzo de 2010

Energía




















Somos seres espirituales, por ello debemos cultivar esa parte interior, equilibrando nuestras energías internas y cósmicas. Como parte de este universo, somos chispas energéticas y divinas y utilizamos nuestro cuerpo físico para transformar la energía cósmica en energía vital, la cual es la pila de nuestra existencia en este plano. Somos seres luminosos y no tenemos límites.

“Hay solamente dos formas de vivir tu vida:
- Una es como si nada fuera un milagro.
- La otra es como si todo lo fuera”.

Albert Einstein

8 Caricias:

Isora dijo...

Vida, muy interesantes tus palabras. Yo no entiendo mucho de este tema de las energias vitales, pero sí creo que hay un problema, y es que no todos sabemos canalizar esa energía de forma adecuada, en ocasiones malgastamos tanta energía mental que nuestro cuerpo al final se rinde, está tan agotado que o le damos un respiro o explota.
Lo ideal sería conseguir ese equilibrio, y cuidar nuestra parte interior, como bien dices, seguro que, entonces, el mundo en general estaría más equilibrado, habría menos estrés, no habría tantas enfermedades, todo iría mejor...
Un beso.

Patri dijo...

Si somos realmente así, por qué nos cuesta tanto actuar de ese modo? Por qué tenemos tantos defectos?

Una de dos. O no se nos permite desarrollarnos de ese modo o estamos demasiado despistados como para prestarnos atención...

Estoy convencido de que algún día ocurrirá algo que nos haga ser conscientes de todo esto. Y quién sabe, quizás ese momento esté más cerca de lo que creemos... ;-)

Vida dijo...

Isora, lo has entendido muy bien. Debemos aprender a canalizar nuestra energía, en amarnos y cuidarnos a nosotros mismos y a nuestro entorno y a los seres que están en él. Malgastamos nuestra energía en preocupaciones, enfados, pensamientos negativos, miedos, etc. Así es como enfermamos nuestro cuerpo y mente.
Cuando nos sorprendamos utilizando nuestra energía en mala forma, por ejemplo en un enfado, deberíamos intentar dedicar toda esa energía malgastada en hacer algo positivo. La energía no se crea ni se destruye, sólo se transforma.

Un besazo.

Vida dijo...

Petu, ayer en una entrevista que hicieron a Eduard Punset, éste dijo que se estaban haciendo muchos descubrimientos en torno a la mente y el cerebro. Entre otras cosas dijo que la vida de un niño hasta los 7 años es clave y es lo que le marcará de por vida, esa fase de aprendizaje es fundamental. Imitamos y aprendemos de nuestros padres y de nuestro entorno más cercano. Si nuestros padres no saben canalizar la energía no pueden enseñarnos a hacerlo.
Es más dificil aprender ciertas cosas ya de adultos pero no imposible. Es más dificil porque tenemos comportamientos adquiridos y muy arraigados. Pero con constania y fe (en el sentido de creer firmemente en lo queremos conseguir) se puede lograr todo lo que nos propongamos.
Nosotros podemos aprender a hacerlo porque disponemos de mucha información y cada vez más, somos afortunados. Además podemos enseñar a nuestros hijos, ellos también son afortunados.
Punset también señaló que los seres humanos primitivos actuaban por intuición y que por eso puedieron sobrevivir a condiciones hostiles. Con la evolución, los humanos empezamos a actuar más con la razón. Punset dice que deberíamos actuar con la intuición de nuevo y no pensar tanto las cosas y así descubriríamos que nos saldríaa todo mucho mejor.

Besitos.

Patri dijo...

Si, yo también estoy de acuerdo con la importancia de los primeros años de vida de una persona. En esa época somos aunténticas esponjas y absorvemos toda la información, así sin filtrar. Y claro, adquirimos buenos y malos hábitos, formas de pensar, de actuar... Nos da el carácter y nos marcará para el resto de nuestra vida. Y si nuestros padres no están proximos a su lado espiritual, es muy dificil que los hijos también lo estén, simplemente esa parte no existirá en nuestras vidas...

En cuanto a la intuición debo decir que en mi caso personal, si tuviera que hacer un valance entre intuición y razón, la intuición abarca muchísimo más, llega muchísimo más lejos que la razón y como consecuencia es mucho mas importante. Muchas veces en mi vida mi intuición me marcaba un camino a seguir o una decisión a tomar y la verdad es que pocas veces se ha equivocado. Con la razón la fiabilidad no es tan alta. Sin duda tiene muchísimas mas limitaciones la razón(ideas preconcebidas, moralidad, juicio, ego, miedo...) aunque también es indispensable para el ser humano. Lo ideal sería un equilibrio entre intuición y razonamiento. Allá donde una no llegue, utilizar la otra :-)

Un besi y feliz semana :-D

P.d.: Para poder publicar el comentario he tenido que volver a solicitar la contraseña. No me reconocía la que tenía... Creo que el problema es de mi perfil de google y no de tu blog. A ver si tengo el modo de comprobarlo de otra manera para saberlo con certeza ;-)

Vida dijo...

Mi intuición me dice que lo solucionarás... je,je,je.

Un besi.

Raquel dijo...

A parte del esfuerzo, valentía y voluntad... que requiere equilibrar nuestra energía y nuestras actuaciones en la vida existen terapias de desbloqueo energético, existen prácticas que ayudan al equilibrio, mental y físico. A veces una ayuda externa es un regalo, aunque los principales responsables somos nosotros mismos. Equilibrio, equilibrio, equilibrio...siempre. Aprendí y confirmé mucho sobre el equilibrio en el libro "Dar gracias a la vida" del Dr. John F. Demartini, lo recomiendo. yo aún lo tengo en la mesilla y hace mucho tiempo que lo leí.

Vida dijo...

Gracias por la recomendación Raquel, intentaré conseguir ese libro. Me encantaría que me hablarás de las técnicas de desbloqueo energético.

Un beso.

Publicar un comentario