jueves, 18 de junio de 2009

Abrir los ojos



















Abre bien tus ojos y mira. La realidad es más de lo que ves a simple vista. Quítate los lentes que distorsionan tu percepción de la realidad. No mires a través de tus creencias preconcebidas. No veas lo que "crees que debes ver". Mira con la pureza de los ojos de un recién nacido.

“...Luego, por primera vez en su vida, contempló su vida con claridad, sin juzgar y sin excusarse. En ese instante, aceptó toda la responsabilidad por su vida, por la influencia que la gente tenía sobre ella, y por los acontecimientos que le habían dado forma. A partir de ese momento, nunca más culparía a nada ni nadie de todos los errores y desgracias. El reconocimiento de que él era la causa y no el efecto le dio una nueva sensación de poder. Ya no tenía miedo... “

"El caballero de la armadura oxidada". Robert Fisher

6 Caricias:

Susana dijo...

Me encanta este libro, Vida. Ahora que me lo has recordado lo añado al montón de libros para leer este verano (si me da tiempo a todos, que mucho me temo que no).

Lo leí por primera vez hace la friolera de 12 años, y me gustó mucho. Creo que en parte fue porque era el momento en que debía leerlo.

En cualquier caso, ahí está, preparado para el verano.

Abrazos pretos.

Vida dijo...

Sí, es un hermoso libro, me alegra mucho de que te guste tanto. Nos hace reflexionar y nos enseña mucho, leerlo de vez en cuando para recordar el mensaje que se esconde entre sus páginas es una muy buena idea.

Un fuerte abrazo Susana.

Joseba Morales dijo...

Pues no he tenido la suerte de leerlo, lo apunto en la lista de "pendientes importantes"... ¿me pueden chivar algo más de él?

Besotes¡¡¡

Sean dijo...

Hola Vida

Cómo estás? qué tal va todo? Te mando un abrazo muy muy muy grande y muy fuerte.

Quedo a la espera de ver nuevas entradas en tu blog porque se te echa de menos :(

Un abrazo

Vida dijo...

Joseba, es un libro que invita a pensar y nos da una gran lección de vida. No te cuento nada más para que te decidas a leerlo.

Un abrazo.

Vida dijo...

Hola Sean

Yo estoy muy bien, gracias. Ha sido sólo un retiro interior. ¿Cómo estás tú? ¿Está mejor tu corazón? Espero que si!

Un abrazo.

Publicar un comentario