miércoles, 4 de agosto de 2010

Detalles

























No sé por qué hoy me acordé de algo muy bonito que me sucedió hace unos años y que tenía dormido en la memoria. Estaba yo trabajando en un restaurante autoservicio de comida orgánica en pleno centro de Dublín, Irlanda. Yo me encargaba de echarle un vistazo a las mesas. Mientras estaba trabajando observé como dos chicos de unos 17 años no paraban de mirarme, hablar entre ellos sobre mí y sonreirme. No le dí mucha importancia. Cuando se marcharon, me acerqué a la mesa donde estaban sentados para retirar su bandeja de la mesa, entonces descubrí que en dicha bandeja habían hecho un corazón con trozos de servilleta, migas de pan y flores. Me pareció un detalle precioso. Ese día no paré de sonreir.

8 Caricias:

Patri dijo...

Buenos días guapa!! Pues la verdad es que es un recuerdo maravilloso y ha sido de lo más romántico por parte de los chicos :-D Yo creo que si hasta me lo hacen a mi me alegran el día jajaja ;-)

Esta mañana tenía un cabreo de la leche porque al venir para el trabajo una chica casi me tira de la moto en una glorieta... pero al leer tu entrada, ya se me ha pasado... :-D

Por cierto, si me permites la licencia, le pongo música a ese lindo recuerdo de tu estancia en Irlanda. Las imágenes no tienen nada que ver, pero la música creo que puede servir :-)

Pasa buen día Bruji

Besos

http://www.youtube.com/watch?v=9OTpL0Jw9L4

Susana dijo...

Qué bonito, Vida.... La pena es que con los años se les suele pasar el romanticismo y los pequeños detalles se les olvidan....

Un besazo, guapa.

mária dijo...

Qué bonito!! Esos son los detalles que hacen de la vida algo maravilloso y que siempre quedan en nuestro recuerdo.
Besos

Vida dijo...

Patrix, sí, fue increíble, me pregunto por qué dejamos de hacer estas cosas con lo felices que nos hacen, al menos a mí. Me encantan los detalles y el romanticismo... tienen esa inocencia y ese aire de pureza que me emociona, quizás por eso los adolescentes tienen menos miedo a hacer este tipo de cosas, porque están más cerca de la infancia y hacen las cosas desde el corazón, sin plantearse historias.

Vaya con la chica de la glorieta, espero que estés bien! Si es que vás por el mundo distrayendo a las chicas, jajaja!

A tí te permito todas las licencias que quieras, me ha encantado la música, gracias por este regalo tan chulo.

Que pases también tú un buen día.

Un beso.

Vida dijo...

Susana, el romanticismo no debería pasar nunca de moda y jamás se deberían olvidar tener detalles con los demás, en especial con tu pareja. Son los pequeños detalles los que marcan la diferencia.

Un besito, guapa!

Vida dijo...

María, tienes toda la razón, esos detalles son como luces de colores, sabores exquisitos, olores fragantes, caricias y besos... momentos inolvidables que siempre quedan en nuestro recuerdo. Por eso son tan importantes. Si lo piensas bien, es muy fácil hacer feliz a una persona con estas cositas.

Un beso.

Nicuu dijo...

hermoso de cabo a rabo... :) las cosas bellas de la vida llegan en forma de detalles
saludoss

Vida dijo...

Hola Nicuu, así es! estoy de acuerdo contigo, las cosas bellas de la vida llegan en forma de detalles. Insisto, es tan fácil hacer felices a los demás con estas pequeñas cosas...

Un abrazo.

Publicar un comentario