lunes, 30 de agosto de 2010

Cambiando de nivel

























Buenas, de nuevo por estos lares, aunque la verdad es que no tengo mucho que contar, me estoy recuperando de un contratiempo en mi espalda, la tengo toda contracturada, consecuencia del trabajo que tengo y supongo que también fruto de preocupaciones y de historias sin solucionar en mi subconsciente. No he tenido vacaciones, no las tengo desde hace 3 años con lo que ya empiezo a echarlas en falta. En estos días también he cometido alguna estupidez que otra, culpa de mi corazón loquito y de mis pensamietos que van a mil revoluciones por minuto y que me hacen ser impulsiva, ay! a ver si aprendo de una vez!

Quisiera compartir con vosotros un texto que me mandó por email hace unos días mi amiga Patricia, desconozco quién es el autor pero me encantó, me hizo comprender y recordar muchas cosas. Espero que lo disfrutéis.

TODOS VAMOS CAMBIANDO DE NIVEL, COMO EN UNA ESCALERA...

Imagina que estas frente a una gran escalera, está junto a ti esa persona que es importante para ti (novio/a, esposo/a, amigo/a etc) y están fuertemente tomados de la mano.

Mientras están en el mismo nivel, todo está perfecto, es disfrutable. Pero de pronto, tú subes un escalón pero esa persona no, esa persona prefiere mantenerse en el nivel inicial...ok, no hay problema, es fácil aun así estar tomados de las manos.

Pero tu subes un escalón más y esa persona se niega a hacerlo, ya las manos han empezado a estirarse y ya no es tan cómodo como al principio, subes un escalón mas y ya el tirón es fuerte, ya no es disfrutable y empiezas a sentir que te frena en tu avance pero tú quieres que esa persona suba contigo para no perderla.

Desafortunadamente para esa persona no ha llegado el momento de subir de nivel así que se mantiene en su posición inicial, subes un escalón mas y ya ahi si es muy dificil mantenerte unido, te duele y mucho, luchas entre tu deseo de que esa persona suba, de no perderla pero tú ya no puedes ni quieres bajar de nivel.

En un nuevo movimiento hacia arriba viene lo inevitable y se sueltan de las manos. Puedes quedarte ahi y llorar y patalear tratando de convencerle de que te siga, que te acompañe, puedes incluso ir contra todo tu ser y tu mismo/a bajar de nivel con tal de no perderle pero después de esa ruptura en el lazo ya nada es igual, así que por mas doloroso y dificíl que sea, entiendes que no puedes hacer más que seguir avanzando y esperar que algun día vuelvan a estar al mismo nivel.

Eso pasa cuando inicias tu camino de crecimiento interior, en ese proceso, en ese avance pierdes muchas cosas: pareja, amigos, trabajos, pertenencias... todo lo que ya no coincide con quién te estás convirtiendo ni puede estar en el nivel al que estás accediendo.

Puedes pelearte con la vida entera pero el proceso así es. El crecimiento personal es eso: personal, individual, no en grupo. Puede ser que después de un tiempo esa persona decida emprender su propio camino y te alcance o suba incluso mucho mas que tú pero es importante que estés consciente de que no se puede forzar nada en esta vida.

Llega un momento, en tu escalera, hacia convertirte en una mejor persona en que puedes quedarte solo/a un tiempo y duele, claro que duele y mucho! pero luego, conforme vas avanzando te vas encontrando en esos niveles con personas mucho mas afines a ti, personas que gracias a su propio proceso están en el mismo nivel que tú y que si tú sigues avanzando, ellos también.

En esos niveles de avance ya no hay dolor, ni apego, ni sufrimiento, hay amor, comprension, respeto absoluto.

Asi es nuestra vida amigos/as, una infinita escalera dónde estarás con las personas que estén en el mismo nivel que tú y si alguien cambia, la estructura se acomoda.

Me costó mucho soltarme, aún después de una fuerte ruptura seguía viendo para atrás, esperando un milagro y el milagro apareció pero no de la manera en que yo hubiera supuesto. Apareció bajo otros nombres, otros cuerpos, otras actividades: perdí a una amiga y gané a 20 mas, perdí un mal trabajo y ahora tengo un excelente trabajo y con oportunidades de tener más de lo que soñé alguna vez, perdí un auto que no me gustaba y ahora manejo el auto de mis sueños, perdí a un hombre al que creí amar para darme cuenta que ahora lo que tengo en este momento de mi vida ni siquiera podía soñarlo hace unos cuantos meses.

Cada pérdida, cada cosa que sale es porque asi tiene que ser, déjales ir y préparate para todo lo bueno que viene a tu vida, tú sigue avanzando y confía porque esta escalera es mágica y si no me crees ¿porque no lo compruebas por ti mismo/a?

AHORA, TODOS PODEMOS ENTEDER PORQUE NOS ENCONTRAMOS CON DIFERENTES PERSONAS EN LA VIDA Y PORQUE OTRAS SE QUEDAN ATRÁS.

22 Caricias:

Isora dijo...

Hola encanto! Cuánto tiempo sin saber de tí.
Me encanta entrar hoy por aquí y encontrarme con palabras como estas, el otro día me pasó lo mismo con una entrada de Adriana, la cosa está chunga, pero muchas personas y situaciones nos animan a seguir subiendo escalones, por mucho que duela dejar atrás todo lo que queremos.
En estos momentos a mi me toca subir otro escalón respecto al tema laboral, otra más a la lista del paro, uffffff, qué rollo. Ha entrado una nueva empresa en el cole para llevar lo de la ampliación horaria, y las condiciones ni te cuento, en fin, una pena...
Sigamos subiendo escalones y sigamos confiando en la magia, aunque a veces nos cueste creer ;)

Besos y abrazos!!!

Vida dijo...

Hola Isorita, siento oir lo de tu trabajo pero no te preocupes que seguro que te sale un trabajo mucho mejor, estoy segura!!! Yo ando de acá para allá con trabajos temporales, éste último es el que me acaba de fastidiar la espalda, muchas horas ante el ordenandor y además no me hace feliz pero sigo luchando por subir escalones.

Tú lo has dicho, sigamos confiando en la magia.

Un beso grande guapa.

Raquel dijo...

Bonito texto, y sí, sirve para recordar y comprender. Stoy deacuerdo con todo, he vivido esas pérdidas y esas ganancias y creo que cada día es así, por eso me gusta encontrar por los blogs a personas que están en escalones cercanos, a veces nos caemos de culo y bajamos alguno, pero otras cojemos fuerza y y subimos de dos en dos, ayyy cómo cansa a veces´. Al igual que isora y tú, Vida, los escalones laborales aún se me resisten, parece que la vida me va a poner delante alguna oportunidad para este invierno, a ver si en esos nuevos escalones encuentro parte de lo que busco.un besooo

Vida dijo...

Raquel, cierto es que los que nos movemos por estos blogs solemos estar en escalones cercanos, por eso nos comprendemos tan requetebien! Y además es verdad que a veces nos caemos de culo y bajamos alguno (a eso me refería cuando digo que alguna estupidez he cometido, y no precisamente me refería al ámbito laboral) pero también creo que nos levantamos rápido y con más fuerza, exactamente lo que tú dices de subir los peldaños de dos en dos.

Te deseo todo lo mejor para que encuentres tu oportunidad y espero que cuando la consigas la compartas con todos nosotr@s, así nos harás un poquito más felices.

Un besito.

Susana dijo...

Hola guapa! Se te echaba de menos un montón....

Me ha gustado el texto, aunque no tengo demasiado que añadir a lo que dice y a lo que se te ha comentado ya. Pero....

.... sí quiero aprovechar para decirte que aunque te caigas de culo escaleras abajo siempre habrá alguien a quien dar la mano para que te ayude a subir de nuevo.

Un besazo abrazado.

Vida dijo...

Hola Susana, yo también te hecho de menos! Me alegra mucho hablar contigo aunque sea por aquí.

Supongo que es condición humana, cometer errores y caerse de culo pero quizás la clave está en no rendirse ni sentirse mal ni culpable por ello y tener fuerzas para seguir adelante y no rendirse, y por supuesto tener esa mano amiga que te ayude a levantarte y subir como tú muy bien dices.

Un besito y un abrazo grande.

La magia del corazon dijo...

Vida, me ha gustado mucho este escrito y es cierto que cuando estas en crecimiento personal surjan estas cosas... Justamente lo estoy viviendo.. Muchas gracias.
¿me dejas compartirlo?

Cecilia dijo...

Muy lindo el texto y la ilustración!

Vida dijo...

Magia, es así, aunque parezca que se te acabe el mundo cuando vas dejando personas y cosas atrás, son cambios necesarios pera recibir lo bueno que ha de venir. Y Aunque bajes escalones en pleno ascenso, no hay que sentirse mal por ello porque después subirás con más fuerza y cada vez más alto.

Compartieron este texto conmigo y yo lo comparto con todos vosotros así que, por supuesto que me encantaría que tú también hicieras lo mismo.

Un abrazo.

Vida dijo...

Gracias Cecilia, ni el texto ni la ilustración son míos, pero ambos son de una gran belleza.

Espero que pases más por aquí!

Un abrazo.

Elchiado dijo...

Hola Vida. Uf, cuántas cosas parecen haber pasado mientras estaba ausente (aunque tú digas que no tienes mucho que contar) Habrá que ir regresando despacio, para no colapsarse. Y habrá que ir superando niveles, desde luego. Te dejo un besito y una sonrisa colgada en la ventana.

mária dijo...

Pues yo me siento cayendo de culo por la escalera...pero cuando llegue al suelo....volveré a intentarlo de nuevo.
Besitos

Vida dijo...

Hola Elchiado ¿Cómo te han sentado esas vacas locas? Ya veo que vienes renovado y positivo. Bieeeennnnn! Te devuelvo la sonrisa y el besito.

Vida dijo...

María, son momentos de nuestra vida en la que parece que caemos y caemos pero lo bueno es que pasan, así que levanta el culo del suelo y a subir de nuevo. Para mí, tú estás en un nivel muy, muy alto.

Un besito guapa!

Patri dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Patri dijo...

Hola guapa!!

Que tal te va la espalada? Espero que mejor. Y el trabajo?? Yo aquí por las galias como siempre, subiendo peldaños poquito a poco :-D

Hace poco he comprado un libro titulado "Después del 2012, que nos aguarda al cruzar del umbral" Es de Ricardo González. He descubierto en internet que le hicieron una entrevista. Te mando el enlace para que la veas si te apetece, me gustaría saber qué opinas sobre eso.

Un besito bien fuerte :-)

Patri dijo...

se me olvidaba el enlace jajajajajajaja :-P

http://www.youtube.com/watch?v=y2J3Hy47OpE

Vida dijo...

Hola Patrix!!!

La espalda mejor, el trabajo como siempre...
¿Tú como andas? A ver si te estiras un poco y me llamas.
Acabo de ver los vídeos, me han parecido superinteresantes!!! Y estoy de acuerdo en muchas cosas, acuérdate que lo hablamos cuando tocamos el tema de las profecías mayas... Ese libro me lo tienes que prestar, porrr favorrrr! Esto da para una conversación kilométrica de las nuestras.

Un bikin!

mária dijo...

Un besito.

Elchiado dijo...

Avisa cuando lleguessssssssss.... Más besos!

RoRo dijo...

He leido algunos de tus post y bueno... me ayuda ver que no estoy sola y que hay gente como tú la verdad. Hace tiempo (no mucho) que me he dado cuenta del porqué me siento diferente a casi todo el mundo desde que tengo uso de razón... y al leer este artículo de los niveles en la escalera, mis ideas sobre ello se hacen más fuertes. Me siento bastante sola por este mismo motivo; casi todos mis amigos se quedan en el primer escalón y me da mucha rabia y pena porque los quiero y noto como nos distanciamos inevitablemente... Aún no he encontrado esa gente afín a mi nivel de ahora; estoy convencida de que así será y tambien de que por mucho que me distancie de esas personas que tanto quiero siempre las llevaré en mi alma, pues forman parte de quien soy y ya nada puede cambiarlo nunca, y aunque ell@s piensen que no me importan porque no pueden entenderme aunque me explique durante horas... yo sabré que no es así.

Un saludo y gracias por compartir lo que se te pasa por la cabeza :)

Vida dijo...

RoRo, el que te sientas diferente te hace más especial, y no pasa nada por sentirmos a veces incomprendidos por los demas, es tan sencillo como comprender que no están en tu mismo nivel, quizás en algún momento esas misma personas lleguen a tu nivel o incluso te sobrepasen, mientras tanto has de saber que siempre encontrarás personas que se encuentren en tu mismo nivel.

Un saludo y muchas gracias a tí por visitarme y comentar.

Publicar un comentario