miércoles, 22 de abril de 2009

Generosidad



















En Nápoles hay una costumbre maravillosa: la del caffe pagatto (café pagado). Consiste en tomarse un café y además de pagar dicho café dejar pagado otro para un desconocido que no pueda permitirse el pagarse un café. Los clientes no saben a quién puede tocarle, los camareros llevan la cuenta de todos los cafés pagados y cuando llega alguien y pregunta si hay algún café pagado se le ofrece gracias a la generosidad de otra persona.

5 Caricias:

Sean dijo...

Hola Vida

Interesante entrada. Desconocía esa información y me parece un gesto muy generoso y bonito. Es una pena que aqui no se haga también, ver que existen detalles desinteresados hace sentir a uno un poco más contento.

Un fuerte abrazo

Vida dijo...

Es un gesto precioso, pero a riesgo de ser un poco desconfiada, no se si aquí funcionaría bien, y no lo digo por la generosidad de la gente, si no por la pillería de algunos. El otro día leí en el periódico que muchas personas, sin necesitarlo, van a los comedores sociales a comer gratis y solicitan ayudas que no necesitan ... :(

Sean dijo...

Para que eso funcione debe existir gente con buen corazón y que sea capaz de dar sin esperar a recibir algo por ello.

Te entiendo muy bien Vida y lo que has leído en el periódico no me pilla por sorpresa. He sido testigo en mi vida como la gente con más dinero hace cualquier cosa por "aprovecharse" de los demás, mientras que otras personas sin tener nada que ofrecer te dan todo lo que tienen.

Sinceramente, pienso que ese gesto no funcionaría, estando en la sociedad en la que estamos hoy en día, no resultaría bien.

Un abrazo Vida

Vida dijo...

Tengamos fe en los corazones sinceros que quedan por el mundo, que son muchos aunque hagan poco ruido.

Un abrazo Sean.

Wuwei dijo...

¡Preciosa costumbre! No la conocía.
Muchas gracias por informar.

:o)

Besos

Publicar un comentario